De momento en tu web sólo hay un artículo a la vista, y dice bien poco de tu negocio. Ese artículo se encuentra en tu página de inicio, la portada de tu sitio. Si haces clic en el título, se abrirá la página propia de ese artículo.

La portada sólo muestra los artículos más recientes. El título de cada uno de esos artículos enlaza a la página individual de cada uno, cuyo diseño puede ser idéntico o ligeramente distinto de la portada.

Aquí es necesario hacer mención de los distintos tipos de contenidos que puedes publicar en tu web. Hasta ahora hemos mencionado los artículos (posts), que se usan para comunicar noticias o novedades.  También existen las páginas, los enlaces y, desde las últimas versiones de WordPress, microformatos y galerías. No te asustes si te suena complicado, en realidad sirven para simplificar las cosas: a ti te facilita la publicación y a tus clientes les facilita localizar lo que buscan.

….

Ahora ya sabes que no sólo hay posts, sino que puedes elegir entre diferentes formatos de contenido. Normalmente usamos cada uno de una manera distinta:

  • Las entradas (posts) se usan para comunicar novedades. Ofertas, nuevos productos o servicios, conciertos y cualquier asunto que se pueda considerar una noticia o novedad en tu negocio.
  • Las páginas (pages) sirven para publicar información estable: listas de productos, de precios, un formulario de contacto, un mapa con la localización de tu negocio, imágenes o vídeos… al contrario que las entradas, las páginas no aparecen automáticamente en portada, sino que se accede a ellas desde un menú. También es posible prescindir por completo de entradas y estructurar tu web únicamente mediante páginas, aunque mi consejo es combinar con inteligencia todos los formatos, dando más peso al tipo que mejor convenga a tu negocio.
  • Los enlaces tienen la ventaja de poder colocarse donde sean más útiles (en una página, en la barra lateral…). Puedes usarlos para facilitar el acceso a otras webs, como tu página de Facebook, tu cuenta de Twitter…
  • Los microformatos ayudan a diferenciar (por ejemplo) un catálogo de productos o una agenda de conciertos del resto de tus contenidos.
  • Las galerías simplifican la publicación de álbumes de fotos en una página.

….

Volvamos a los posts: si prestas atención a la información que acompaña al texto verás que se indica la categoría a la que pertenece. Los posts se agrupan de dos maneras: por categorías y por etiquetas o tags. Las categorías son algo así como las secciones de un periódico (economía, cultura, política, opinión…) Las etiquetas son más bien palabras clave que sirven para facilitar la búsqueda.

Si haces clic en el nombre de la categoría se abrirá una página con todos los artículos que tengan asignada esa categoría. De acuerdo, de momento sólo tienes una categoría y un artículo, pero si planeas publicar bastantes más, agredecerás poder organizarlos de alguna manera.

Otra forma de organizar los posts es por fecha de publicación. Si haces clic en una fecha de la sección Archivos se mostrarán los artículos publicados en esa fecha. De nuevo sólo tienes uno, pero puede que más adelante ayude a tus clientes a localizar un producto, una oferta o un evento.