Después de identificarte entras a la pantalla principal del Panel de administración. Se le llama también Dashboard o Escritorio. Este es el cerebro detrás de tu web, el lugar donde vas a dejar que tu creatividad explote escribiendo los textos que captarán la atención de tus clientes, mostrando lo mejor de tu producción, configurando y diseñando el perfecto escaparate online para tu negocio.

Aquí es donde vas a organizar tu web.

Arriba del todo está la Barra de herramientas. Haz clic en el nombre de tu sitio para abrirlo. ¿Te gusta como está? ¿No te gusta? No importa, simplemente míralo. Anota mentalmente qué cosas te encantan y cuáles odias de tu nueva web. Hacerte una idea mental de lo que quieres te animará a explorar este Panel de administración y dedicarle el tiempo necesario a ponerlo todo a tu gusto.