En el apartado anterior hemos conocido la diferencia entre frontend (la parte de tu web que todos pueden ver) y el backend (el área administrativa que sólo tú puedes ver). Vamos a detenernos un momento en la primera de ellas.

Cuando recibes tu web, esta se crea con algunos contenidos que se generan automáticamente y un diseño que se aplica por defecto. Ese diseño puede modificarse o sustituirse por otro. El elemento que gestiona el diseño de tu web se llama theme o tema. Algunos temas permiten diferente grado de personalización, desde un simple cambio de colores o tipografías a la configuración de cada elemento que se muestra en pantalla. La elección del theme de tu web es un asunto importante: igual que te interesa cuidar la fachada de tu negocio, también necesitas cuidar tu presencia online. Creemos que el diseño es tan importante que vamos a sugerir que sea la primera decisión que tomes. No importa si luego cambias de opinión, puedes cambiarlo con un simple clic. Pero es importante que empieces a ver en pantalla lo que quieres que tu público vea.

Sin embargo hay algunas cosas que debes saber antes de elegir un theme u otro. Lo primero, debes identificar los diferentes elementos que aparecen en tu pantalla, aprender cómo se llaman y para qué sirven. Sólo así podrás luego elegir un diseño adecuado y personalizarlo según necesites.

Anatomía de un theme

El tema por defecto que se asigna a tu web cuando la creamos se llama Twenty Eleven. Tal vez te parezca un poco simple, quizá quieras algo más elegante o llamativo o dinámico o… Da igual. De momento vamos a dejarlo como está para que resulte más sencillo identificar sus elementos.

[IMG]

  1. Header
  2. Contenido
  3. Sidebar
  4. Footer

Lógicamente cada theme puede ofrecer importantes diferencias de color, tamaño, disposición o número de esos elementos. Incluso pueden prescindir de alguno de ellos. Pero por lo general, los diseñadores suelen respetar esas cuatro áreas, aunque presentándolas de formas muy distintas. No te preocupe si ya has pensado cambiar el theme, de momento sólo estamos aprendiendo cómo se llaman y para qué sirven. En algunos casos hemos incluido enlaces a otros artículos donde se explican algunos procedimientos relacionados con los elementos que se describen.

Header o cabecera

Suele ocupar toda la zona superior. Normalmente incluye el nombre de la web y una breve descripción, aunque a veces puede sustituirse el nombre por un logo o marca. También es frecuente que incluya una imagen de cabecera, que puede ser rotatoria o incluso animada.

  1. Título. Sirve para identificar tu web. Puede ser tu nombre, o el de tu empresa. Cómo cambiarlo.
  2. Descripción. Puedes añadir una breve frase que ayude a identificar tu negocio. Cómo cambiarla.
  3. Búsqueda. Sirve para localizar cualquier texto publicado en tu web. También es posible situarla en el sidebar.
  4. Imagen de cabecera. Por lo general puedes elegir qué imagen se muestra, o incluso seleccionar varias de ellas para que se muestren sucesivamente. Puedes preparar una serie de fotografías o diseños que muestren aspectos esenciales de tu negocio. El procedimiento para cambiarlo depende del theme que tengas activado.
  5. Menú. Contiene un listado de enlaces a páginas o categorías. Aunque también puede mostrarse en el sidebar, es frecuente que aparezca en algún lugar del header. Aunque por lo general las páginas se añaden automáticamente al menú, también es posible en algunos themes configurar un menú diferente. Cómo configurar un menú personalizado.

Contenido

  1. Título del artículo. Lo primero que ves en el área de contenidos es el título del artículo. Ese título es un enlace a la página individual del artículo. Si haces clic en él verás que el diseño de esa página es algo diferente: en especial verás que incluye un sistema de comentarios (un pequeño foro donde los visitantes pueden dejar un mensaje). También es posible que en la página de inicio no se muestre el artículo completo, pero sí en su página individual.
  2. Datos del artículo. Bajo el título, y también bajo el cuerpo del artículo, aparecen algunos datos como la fecha de publicación, el número de comentarios o la categoría a la que pertenece. La posición de estos datos puede variar mucho entre un theme y otro, e incluso algunos ofrecen la posibilidad de elegir qué datos se muestran y cuáles no. También debes saber que estos datos sólo se muestran en determinado tipo de contenido. Consulta el apartado Entradas y páginas para saber más sobre esto.
  3. Cuerpo del artículo. Aquí se muestra todo lo que hayas incluido en el artículo: texto, imágenes, vídeos, galerías, etc.
  4. Sistema de comentarios. Si has abierto la página individual del artículo ya habrás visto el sistema que permite a los visitantes de tu web escribir un comentario. Prueba a añadir alguno para ver cómo se hace y cómo queda. Escribe cualquier cosa, podrás borrarla luego si quieres.

Sidebar

El sidebar suele aparecer a la derecha o a la izquierda del contenido. A veces incluso a ambos lados, o pueden ser dos o tres, o situarse no a los lados sino encima del contenido o debajo de él. Como verás es uno de los elementos más variables. Tanto es así que en algunos themes ni siquiera los llaman sidebars (barra lateral) sino áreas de widgets.

Esa es precisamente su característica más importante: los sidebar y áreas de widgets son contenedores en los que podemos situar algunos elementos con diversas funciones llamados (no te lo vas a creer) widgets.

  1. Qué son los widgets. Son pequeños bloques que añaden información o alguna utilidad a tu web. Puede ser un calendario, un menú de navegación, un formulario de suscripción… Más sobre qué son y cómo usarlos.
  2. Búsqueda. Añade un formulario que permite buscar cualquier texto en tu web.
  3. Entradas. Es un menú de navegación que muestra los últimos artículos publicados. Consulta el apartado Entradas y páginas para saber más sobre esto.
  4. Comentarios. Otro menú que enlaza a los últimos comentarios. Más sobre la utilidad y uso de los comentarios.
  5. Archivos. De nuevo un menú que muestra los artículos agrupados por fecha de publicación. Más sobre los archivos y otras páginas de resumen.
  6. Categorías. Y otro más, que permite agrupar los artículos según la categoría a la que pertenezcan. Más sobre las categorías y otras páginas de resumen.

Footer

Normalmente el footer muestra información de contacto o copyright, y poco más, pero es más importante de lo que parece. De hecho suele incluir algunos códigos ocultos que aunque no se perciban son esenciales para el mantenimiento de tu web (estadísticas, sistemas de protección, etc.).

Tipos de contenido

Nuestro sistema de edición distingue entre diferentes tipos de contenido. Esto ayuda a disponer diferentes informaciones de la manera más conveniente. Por ejemplo, por orden cronológico, por temas comunes, por tipo de medio (videos, imágenes…)… Elegir el tipo o tipos adecuados te facilitará mantener ordenada y accesible la información que proporciones en tu web. En este apartado comentamos las diferentes opciones y sus usos recomendados.

  1. Entradas. También llamadas posts o artículos. Sirven para ofrecer noticias, ofertas, eventos o cualquier información de actualidad. Si has decidido incluir un blog en tu web o si piensas actualizar frecuentemente la información, deberías usar entradas. La mayor parte de los themes reservan un espacio en la portada para mostrar las últimas entradas, ordenadas en orden cronológico inverso (las más recientes, arriba). Más información sobre las entradas.
  2. Páginas. Las páginas se usan para ofrecer información poco sujeta a cambios, como un catálogo de productos, un mapa que muestre la ubicación de tu negocio, un formulario de contacto o una galería de fotos. Lo más frecuente es combinar entradas y páginas, pero puedes decidir usar sólo uno de los dos tipos. Te apoyarás más en las páginas si piensas usar tu web como un escaparate fijo. En ese caso puedes configurar tu web para que muestre una página en portada, en lugar de las últimas entradas.
  3. Enlaces. Puedes ofrecer a tus visitantes algunos enlaces que puedan resultarles de interés, como las direcciones de tu negocio en las redes sociales; o la de algún servicio útil, como la previsión meteorológica si tienes un camping o una webcam en la playa si diriges una escuela de kitesurf.
  4. Comentarios. Cuando publiques una página o una entrada puedes decidir si incluirá un sistema de comentarios en la parte inferior. Los comentarios son importantes si quieres mantener un diálogo abierto con tus clientes. Son muy recomendables si tu negocio se beneficia con la interacción (si llevas un bar de copas, por ejemplo). Si temes que alguien pueda usar los comentarios de manera inapropiada, te interesa saber que puedes filtrar o moderar los comentarios de varias maneras. Cómo gestionar los comentarios.
  5. Otros formatos. Algunos themes se apoyan fuertemente en otros tipos de formatos, como las galerías o los miniposts. Pueden resultar algo complicados de configurar al principio, pero los resultados merecen la pena.

Páginas de resumen

  1. Inicio. La página de inicio es siempre la más visitada de tu web. En ella lo más frecuente es que aparezca un resumen de  tus últimas entradas, tal vez una serie de imágenes y un conjunto de widgets repartidos en una o más áreas. Los themes más complejos requieren que se configuren algunos elementos antes de mostrar todo su potencial, por eso a veces resulta tan decepcionante aplicar a tu web un diseño que en la imagen de muestra tiene un aspecto impactante, pero al activarlo sin más parece medio vacío. Consulta las opciones del theme activado y dedícale un rato a ponerlo a tu gusto. Y si crees que no podrás sólo, puedes encargarnos que lo hagamos por ti.
  2. Archivos. Las páginas de archivo muestran las entradas publicadas en una fecha concreta. No recogen ningún otro tipo de contenido, sólo entradas.
  3. Categorías. Las entradas pueden agruparse por distintos criterios: por fecha, por categoría, por palabra clave… Cada categoría tiene su propia página de resumen, que recoge las entradas publicadas bajo ella. Aprende más sobre las categorías.
  4. Etiquetas. Cumplen la misma función que las páginas de categoría, pero con las etiquetas o tags.
  5. Autor. Si sois varios escribiendo en tu web, es posible agrupar en una página las últimas entradas de cada autor.