Como hemos aprendido en el capítulo anterior, las páginas son uno de los formatos que usamos para publicar nuestros contenidos.

Tratar de definirlas es algo complejo porque llamamos de ese modo a varios elementos distintos, y aunque aclarásemos qué son cada uno de ellos los seguiríamos llamando igual. Así que simplemente vamos a describirlas por oposición a otro tipo de formato, los posts (también llamados entradas).

  • Las páginas se emplean para publicar contenido que tendrá relevancia en un periodo de tiempo amplio e indefinido.
  • Los posts son contenidos que se ordenan cronológicamente.
  • Las páginas suelen enlazarse en el menú principal de tu web, y pueden ordenarse (mostrarse en un orden concreto) y anidarse (ser subpáginas de otras páginas).
  • Los posts, además de por su fecha de publicación, pueden agruparse por categorías y palabras clave.
  • Tanto los posts como las páginas poseen un título y una URL propios, y pueden albergar contenidos de diferentes tipos: texto, imágenes, vídeo, audio, multimedia
  • A diferencia de los posts, a los que se puede acceder por diferentes enlaces dinámicos, a las páginas sólo se llega por su propia dirección, enlazada por ejemplo en un menú de navegación.

Lo más importante que debes recordar de todo lo anterior es que las usamos para publicar contenido estable, poco sujeto a cambios.

Cómo publicar una página

  1. Hay varias formas de llegar al panel de edición de página:
    1. Accediendo al Escritorio, y hacer clic en Páginas > Añadir nueva.
    2. Si has accedido con tu nombre de usuario y contraseña, aparecerá en la parte superior de tu web una barra con enlaces claros sobre fondo gris oscuro. Puedes desplegar el menú Nuevo y hacer clic en Página. El resultado es el mismo en ambos casos.
  2. Una vez abierto el panel Añadir nueva página, puedes añadir lo siguiente:
    1. Título. En el campo en blanco arriba del todo. No elijas un título muy largo. En los menús se empleará para enlazar la página que estás a punto de publicar.
    2. Contenido. El cuerpo de la página: textos, imágenes, formularios, tablas, vídeos, lo que decidas. Puedes dar formato a esos contenidos utilizando los iconos que aparecen en la parte superior de ese campo. Si dejas el cursor un momento sobre cada icono aparecerá su función y su atajo de teclado si lo tiene.
    3. Campos personalizados. Sirven para insertar en la página algún elemento gestionado mediante un plugin. Los trataremos en el foro Plugins, llegado el caso.
    4. Comentarios. Puedes marcar o desmarcar la primera opción según quieras o no añadir al pie de la página un formulario de comentarios (añaden a la página un pequeño foro).
    5. Slug. El slug es parte de la URL de la página que estás editando. Se añade a la dirección de tu web. Por ejemplo, si el título de la página es ‘¿Cómo llegar a mi tienda?’, se le asignará automáticamente el slug ‘como-llegar-a-mi-tienda‘. En tal caso, la URL de esa página será nombredemiweb/como-llegar-a-mi-tienda. Tal vez prefieras cambiarla por algo más corto, pero sin cambiar el título de la página. Puedes lograrlo cambiando el slug a ‘mapa‘, por ejemplo.
    6. Autor. Si vais a administrar la web entre varios, es posible que en algún momento te encuentres escribiendo una página en nombre de otro. En el desplegable Autor puedes seleccionar a quién debe asignarse la autoría.
    7. Publicar. Este panel contiene varias opciones interesantes:
      1. Guardar borrador. Si estás trabajando en una página y tienes que dejarla antes de terminar, puedes guardarla con el estado Borrador para continuar luego. No será visible por el público hasta que cambies su estado a Publicado.
      2. Vista previa. Muestra el aspecto que tendrá la página una vez publicada.
      3. Estado. Puedes asignar a una página el estado de Borrador o Pendiente de revisión. El segundo se usa cuando editas una web junto con otros y necesitas que le den el visto bueno a tus contenidos antes de publicar.
      4. Visibilidad. Las páginas se publican por defecto con estado de visibilidad Público. Si quieres que sólo algunos puedan abrir una página, elige Protegida con contraseña, y no olvides enviar la contraseña a quienes quieras que lean la página. También puedes marcarla como Privada si quieres que permanezca oculta a todos menos a ti.
      5. Publicar inmediatamente. Puedes publicar tu página en cuanto acabes de editarla, o programarla para que se publique automáticamente en una fecha u hora posteriores haciendo clic en Editar.
      6. Mover a la papelera. Obvio, ¿no?
      7. Publicar. Lo mismo. Si estás modificando una página ya publicada, el nombre de este botón cambia a Actualizar.
    8. Atributos de página. Aquí decides si la página que estás editando será subpágina de alguna otra, y también su número de orden. Esto es importante a la hora de ordenar y organizar un amplio número de páginas.