Vamos a decirlo claro: por más que des en la diana con el aspecto visual, la estructura y la funcionalidad, si tus contenidos no son buenos no tienes nada. Un ejemplo: si vendes camisetas pero la calidad de las imágenes no permite apreciar el diseño, o no ofreces información suficiente sobre tallas, calidades, marcas y precios, tus clientes visitarán tu web una vez, y punto. No es eso lo que queremos, los tiempos en los que bastaba con tener una web con un número de teléfono, una foto y una dirección de correo hace mucho que pasaron. Necesitas una web que anime al visitante a confiar en tu negocio, y para eso necesitas pensar bien qué le quieres contar.

Cada negocio o actividad profesional tiene sus propias características. En algunos debes ofrecer buenas imágenes de tu producto; en otros tendrás que poner el acento en las características de tu oferta; en otros podrás ofrecer ejemplos de éxito de clientes que usaron tus servicios… Pero en términos generales lo mínimo que debes comunicar es:

  1. Quién eres
  2. Cuál es tu negocio
  3. Qué haces mejor que tu competencia
  4. Dónde encontrarte
  5. Cómo conseguir tu producto o servicio
  6. Ejemplos de tus productos o servicios

A partir de ahí debes poner en juego tu conocimiento del negocio y sobre todo de tus clientes: qué valoran, qué información adicional necesitan, cómo dirigirte a ellos.

Del listado anterior, probablemente lo que tengas que contar sobre los cinco primeros temas no cambie en mucho tiempo. En cambio el último de ellos se renovará constantemente.

Esto significa que debes tratar de manera diferente esos tipos de información.

Cada uno de los temas 1 al 5 podrá ocupar un espacio fijo en tu web, por ejemplo una página o un espacio en la portada. En cambio el 6 puede tratarse como contenido dinámico. Llamamos contenido dinámico al que está sujeto a cambios. Por ejemplo, un espacio en portada en el que se indiquen tus próximos conciertos; o una página en la que aparezcan imágenes de tus últimos diseños de interiorismo; o una columna en portada anunciando las últimas ofertas de tu tienda.

Los 5 primeros temas los trataremos como información estática, bien en un lugar de tu portada o bien en una página o páginas específicas. El 6º tema lo trataremos como información dinámica a través de posts.

Nuestro sistema de edición ofrece varias respuestas a esta necesidad de combinar contenido estático y contenido dinámico: los diferentes formatos en los que podemos insertar nuestra información y ordenarla para tus clientes. Estos son:

  • Páginas y subpáginas
  • Posts, categorías y palabras clave
  • Multimedia
  • Microformatos y widgets

En los siguientes capítulos los trataremos con detalle.